MACARRONES CON QUESO
Alexander González Díaz 6ºA

Pasos:
Paso 1: Se fríen las cebollas muy picaditas con tres cucharadas de aceite y sal. A medio freír se añade los 2 dientes de ajo picados o cortados muy finos. La cebolla estará frita cuando esté blanda y entonces se le añade el tomate ya frito (si lo ha comprado ya preparado en bote) y el orégano. Tras calentar la mezcla se aparta del fuego para su posterior uso como salsa de los macarrones.
Paso 2: Se pone al fuego una cacerola con abundante agua, una hoja de laurel y tres cucharadas de aceite de oliva. Cuando empiece a hervir se le echa sal y los macarrones. Se mueven con una cucharada de madera y cuando empiezan a hervir de nuevo se baja el fuego, sin que dejen de hervir y se van removiendo de vez en cuando. Generalmente se dejan unos 8 minutos (o lo que aconseje el envase de los macarrones que haya comprado).
Paso 3: Se escurren los macarrones en una escurridera. Se prepara una rustidera untada con un poco de aceite (para que no se peguen); primero se echa la salsa ya preparada de tomate-cebolla junto con los macarrones ya perfectamente escurridos y se mezcla bien. Finalmente se le echa el queso rayado por encima y se introduce la rustidera al horno.
Paso 4: El horno debe estar preparado para gratinar a una temperatura media y la bandeja - rustidera se coloca hacia la mitad de altura. Cuando empiece el queso a deshacerse y estar lo macarrones doraditos se sacan y ya están listos para comer.